TESTIMONIOS: TRES FORMAS DE VIAJAR SIN QUITARSE LA ESCAFANDRA

1-.

Sí. Nos encanta. Lo que pasa es que no siempre hay dinero, pero tratamos de viajar una vez al año.

Preferimos reservarlo todo con tiempo. Como tenemos niños pequeños pues…

Viajes organizados más bien.

Pues en nuestro último viaje nos fuimos a Marruecos. Genial. Muy bien. Hay que ver lo poco que conocemos a ese país vecino. Tan cerca y tan lejos.

Muchos recuerdos. Una de las cosas que nos llamó la atención desde el principio fue la cantidad de antenas parabólicas que había. Se lo comenté a mi marido mientras nos llevaban en guagua desde el aeropuerto al primer hotel. Eran casas como en ruinas, como si estuvieran a medio hacer, pero con sus familias viviendo allí y todo. Nos los dijo el guía. Era impresionante ver la pobreza de esas casas, las limitaciones que tenían y, sin embargo, a nadie le faltaba su antena parabólica. Luego… Qué más… Las excursiones a los oasis del interior. Espectaculares. Muy bonitos. Nos quedamos una noche en un hotel a las puertas del desierto. Otro día nos llevaron en camellos y también en cuatro por cuatro por las dunas. Los niños se lo pasaron fenomenal. La última noche nos hicieron una cena como de gala, en una jaima de ésas, pero preparadas. Nos recibieron tocando como unas gaitas y luego hubo un espectáculo de danza del vientre y de faquires… Todo muy profesional. Lo recomiendo completamente.

Continuar leyendo “TESTIMONIOS: TRES FORMAS DE VIAJAR SIN QUITARSE LA ESCAFANDRA”