DE REPENTE, PÁJAROS

31765213-tanque-de-almacenamiento-de-petroleo-en-petroquimica-planta-de-la-industria-de-la-refineria-de-petroleo-y-maqu

Le contrarió al hombre la perspectiva de llevar al hijo de cumpleaños en domingo justo al Karting situado en la misma avenida del mismo barrio donde cada mañana, desde las seis y media, debía personarse en el bar que llevaba regentando unos doce años para despachar cañas y bocadillos de serrano y manchego a los trabajadores de Neumáticos Roar, a los empleados de Dorta e Hijos Venta de Repuestos Automovilísticos Nuevos y Usados. ¿Cómo decirle que no a un niño?

Le tocó la cabecita a la cumpleañera; dio gracias por todo a desconocidos; tocó más cabecitas; prometió recoger al hijo a la hora establecida. Consultó el whatsapp. Sin novedades. ¿Qué iba a hacer en esa hora? Ya podría durar más el cumpleaños… Quedaba lejos el centro, con sus parques, sus cafeterías modernas, su paseo marítimo tomado por perros y gente corriendo en mallas negras y rosas.

Continuar leyendo “DE REPENTE, PÁJAROS”